¡Compártelo!

El self-care, que se traduciría como el acto de auto-cuidarse, es posiblemente otro de los propósitos que muchas personas se ponen a principio de año. Pero ¿por qué el self-care es tan difícil de llevar a cabo o se nos olvida tan fácilmente? 

Parece que entre la larga jornada en el trabajo, la familia, la casa y el móvil (vamos a incluir también las horas que le dedicas al scrolling en las redes sociales) se te va el día a día y no hay espacio para cuidarte, ¿tú te sientes así?

¿Qué sucede cuando no te dedicas tiempo de calidad a ti misma, para realizar eso que te hace sonreír, vibrar, que te llena el alma y te conecta con tu auténtico ser? 

Si tu día a día es una rutina de hacer y hacer, que desarrollas en modo piloto automático, sin espacio ni tiempo para parar, observarte, respirar, hacer algo que te guste, lo que pasará es que te vacías, pierdes la ilusión, te sientes cansada, triste, desmotivada, te alejas de tu misión y de tu visión…

Y si tú no estás bien, ¿cómo quieres cuidar de los demás o llevar a cabo ese proyecto tan chulo? Para poder atender a tus seres queridos o tener energía e ilusión es necesario que tú estés bien. Por esa razón, auto-cuidarse no es un acto egoísta. Las personas que hicieron a finales de Noviembre el reto conmigo de “7 días de auto-cuidado” fue lo primero que aprendieron (y espero que no se les haya olvidado). Tenlo en mente en esos momentos en los que quizás aparezca la culpa por dedicarte tiempo a ti misma 😉.

Y a lo mejor te preguntas: “¿Y qué hago para sacar tiempo y poder auto-cuidarme?” Partiendo de que el día tiene 24h para absolutamente todo el mundo, se trata de que tú decidas cómo repartes ese tiempo, qué haces con tu tiempo, en qué lo inviertes. Si sientes que tienes muchas cosas a realizar en sólo 24h, por favor, no recortes horas de sueño (dormir 7h diarias es vital para tu salud), lo que te toca es PRIORIZAR. Y si no priorizas tú tu bienestar y tu felicidad dedicando algo de ese tiempo a tu cuidado, siento decirte que nadie lo va a hacer por ti. Así que está en tus manos, y eso es positivo, sólo depende de ti.

¿Qué actividades se consideran self-care?

Si me lees habitualmente sabrás que hablo de la bio-individualidad, el hecho de que cada persona es única y, por esa razón, las mismas cosas aplicadas a diferentes personas no tienen los mismos efectos. Pues con el self-care pasa lo mismo… Es algo totalmente personal y por eso es importante que le dediques tiempo a averiguar qué es lo que a ti te gusta y te hace feliz. Para unas personas el momento de auto-cuidado pasa por relajarse, leer un libro, tomar una taza de té, darse un baño caliente, meditar, … pero para otras personas el auto-cuidado significa el momento de moverse, activarse con ejercicio físico, running, boxing, nadar, yoga… De la misma manera, hay personas que para auto-cuidarse prefieren permanecer solas y tranquilas y para otras, en cambio, auto-cuidarse es el momento de conectar con las personas… ¿Y por qué no? Auto-cuidarse también es cocinarse una comida nutritiva o no hacer nada, simplemente descansar, aunque esto es algo que a muchas personas les cuesta…

Lo importante es que escojas aquello que cuide tu cuerpo, tu mente y tus emociones en vez de estar enfrascada haciendo scrolling en la pantalla de tu móvil. Es curioso cómo teniendo el acceso a tantísima información en tu mano (con el móvil), pasamos tan poquito a la práctica. Por curiosidad he buscado el hashtag #selfcare en Instagram y aparecen 57,6 millones de publicaciones y con #autocuidado hay 5,8 millones de publicaciones, así que, sí, parece que de este tema se habla y mucho y entonces me pregunto: “¿Para qué sirve la teoría si no lo pones en práctica?”

Por último, recuerda que se trata de que el self-care forme parte de tu rutina diaria, puede ser algo que sólo te lleve 10’ (salir a caminar al parque, por ejemplo), pero esa pequeña acción repetida a diario tendrá unos beneficios en tu salud mayores que si haces alguna actividad de auto-cuidado de 1h, pero de forma puntual y esporádica. 

¿Cuál va a ser tu rutina de auto-cuidado a partir de ahora? Te leo.

¡Compártelo!

Deja un comentario

Descarga mi Ebook gratis: La guía definitiva para vencer el estrés

Descubre las 5 claves para reducir el estrés.

En este e-book aprenderás qué significa “estar estresada”, qué  consecuencias tiene vivir en ese modo de alerta, qué causas provocan habitualmente el estrés y lo más importante: qué hacer para manejar y reducir el estrés.